Loading...

Al pasar de la tecnología analógica a la digital, Williams ahorra tiempo, mejora la precisión y aumenta la calidad de sus productos

Situación de la empresa

El Grupo Williams, reconocida organización de competición de Fórmula Uno, sabe cómo conseguir que sus coches sean rápidos. Para ello, precisaban que las pruebas de conducción fueran también más rápidas. Para conseguirlo, necesitaban una solución que permitiese agilizar las pruebas, reducir errores y evitar que su personal clave tuviese que introducir datos repetidamente, con el fin de obtener una mayor ventaja estratégica.

Para poner a prueba sus coches, los ingenieros de la compañía prueban maquetas a escala 60% en el túnel de viento para determinar el rendimiento en unas condiciones que simulan la aerodinámica del circuito real. Para garantizar que la maqueta (sujeta a constantes variaciones) tenga unas dimensiones precisas, se realiza un procedimiento de medición diariamente. Los técnicos solían registrar los resultados (120 mediciones por día) en formularios de papel, para luego introducir nuevamente los datos en una hoja de cálculo electrónica. El proceso exigía emplear mucho tiempo, era propenso a los errores, y carecía de funciones de movilidad y colaboración que permitieran a una empresa moderna aprovechar toda su utilidad. Los ingenieros tenían poca confianza en los resultados.

"Los expertos de Avanade se volcaron plenamente en el proyecto, comprendieron nuestras necesidades e implementaron muy bien una solución a medida. La aplicación de Avanade nos permite ahorrar tiempo y contribuye a mejorar la calidad de nuestros productos."

Rachel Hayes Experta en aerodinámica, Williams

Solución

Williams acudió a su socio tecnológico Avanade para ayudarle a abordar estos problemas. Como parte de la iniciativa constante de Avanade de ayudar a Williams a crear un puesto de trabajo digital, las dos compañías colaboraron estrechamente para crear Wind Tunnel Level 2, una aplicación que elimina el proceso de introducción manual de datos y los errores que este proceso solía conllevar. La aplicación se ejecuta en una tableta Microsoft Surface Pro 4, que los ingenieros utilizan para registrar las mediciones en el momento de la prueba. Las macros automatizan el proceso de actualización de la base de datos de Microsoft SQL Server en el back-end.

La nueva aplicación tiene un aspecto muy similar al de los antiguos formularios de papel a los que sustituye, por lo que no requirió formación adicional. Pero, a diferencia de esos formularios de papel, la aplicación incluye una función integrada de validación de datos que detecta los errores de forma inmediata, mientras la maqueta del coche aún está en el túnel de viento. Y, también a diferencia de los formularios de papel, permite a los ingenieros analizar en tiempo real sus mediciones a lo largo de varios días de pruebas, consiguiendo así una información que anteriormente no resultaba fácil de obtener.

Resultados

Reduce los errores y aumenta la confianza en los resultados. Con la aplicación Wind Tunnel Level 2, los ingenieros de Williams pueden detectar los errores de medición antes de que estos se introduzcan en la base de datos. Uno de los beneficios más importantes de esta mayor precisión es que los ingenieros tienen una mayor confianza en los resultados. Ahora, cuando aparecen discrepancias en varias pruebas de una determinada maqueta, los ingenieros saben que la causa es una variable y no un error de registro, y pueden actuar en consecuencia.

Permite realizar más pruebas de funcionamiento. El número de pruebas que los ingenieros pueden realizar está limitado por factores tales como el tiempo que se tarda en completar cada prueba o los reglamentos deportivos de la Fórmula 1. Al reducir la necesidad de repetir pruebas para identificar y corregir errores de registro, la aplicación concede a los ingenieros más tiempo, lo cual redunda en el desarrollo de mejores coches. El resultado es una mayor calidad de los productos y un mejor rendimiento en la pista.

Permite ahorrar cuatro horas por semana. Al eliminar la necesidad de introducir repetidamente los datos, la aplicación ahorra a cada ingeniero entre 15 y 20 minutos por día. Además, el experto en aerodinámica responsable de identificar y registrar los errores solía pasar dos horas a la semana comprobando los formularios de papel. Ahora que ninguna de esas acciones es necesaria, el equipo puede dedicar cuatro horas semanales más a tareas más estratégicas.

Grupo Williams

Lea el caso de éxito

Casos de éxito relacionados

Siguientes pasos

Obtenga más información sobre el valor que nuestro trabajo aporta a nuestros clientes, y a los clientes de nuestros clientes.

CONTÁCTENOS
Cerrar
Modal window
Contraer
Share this page